Gargajo

Un gargajo es una explosión de flema que sale por la boca de alguien proveniente de los pulmones de ese mismo alguien.

Normalmente, los gargajos suelen pulular durante los meses de lluvia y frío, temporadas en las que la mayoría de la gente se resfría y produce una gran cantidad de mocos. Cuando el catarro es realmente fuerte, estos mocos se vuelven verdes y pastosos, son difíciles de sacar de las fosas nasales y además se reproducen constantemente, por lo que la persona acatarrada debe pasar las 24 horas de sus días soplándose la nariz. Esto no es posible en todo momento, por diferentes causas. Muchas veces no tenemos papel o algún pañuelo para soplarnos la nariz, o nos encontramos frente a alguien que no queremos que nos observe en tan asqueroso proceso (muchos mocos son elásticos y no salen a la primera sonada, por lo que, si no tenemos cuidado, estaremos ante la persona del sexo opuesto que queremos conquistar con un puñado de mocos flemáticos colgando de nuestras narices). En estos casos, lo mejor es esperar hasta contar con las condiciones necesarias para sacar la flema de nuestro sistema, pero a veces (casi todas las veces) los malditos mocos verdes salen a "pasear" debajo de nuestra nariz, y terminan posándose como delicioso y pastoso bigote verde manzana sobre nuestros labios.

Para evitar esto, lo mejor (o lo menos malo) es "tragarse" los mocos, aspirando con fuerza (suena algo así como : sssllluuurrrppp!!!). Luego sentiremos como la flema pasa por nuestra garganta (tiene un sabor saladito, rico!) y termina depositándose en nuestros pulmones. Allí se quedará incubándose por unos tres meses, para luego salir en la forma de....Gargajos! 

Cómo escupir un Gargajo en 10 cómodos pasos

1.Trate de auto-producirse un ataque de tos.
Esto ayuda a los bronquios a limpiarse.

2.Cuando sienta la garganta repleta de flema, aspire
con fuerza por la nariz para llevarlos a la boca.

3.Deje que la flema se deposite suavemente sobre su lengua,
déjela jugar con su lengua, pasearse entre sus dientes,
hasta que sienta asco.

4.Enrolle la flema con su lengua (como si fuera un chicle)
hasta hacer un pequeño y aerodinámico
"bolo de flema verde" o gargajo.

5. Mire a su alrededor para asegurarse de que
nadie lo observa. Usted no quiere quedar
como un cerdo ante todo el mundo
("escupir se ve feo, pero se siente sabroso").

6. Escupa el gargajo (recuerde, nunca escupa hacia arriba;
ni hacia adelante si va en un automóvil en movimiento).

7. Hágase el loco, disimule que fue usted
el que escupió (o gargajeó) "eso".

8. Luego escóndase y espíe a la gente que camina por allí,
hasta que algún incauto pise su "regalito".

9.Cáguese de risa. Disfrute su maldad, acaba de llenarle de flema la suela del zapato a un desconocido (para mejores resultados trate de que el que pisa su gargajo sea alguien conocido) (pero resultados aún mejores, escupa en una playa, en donde todo el mundo está descalzo. Luego observe con delicia como la flema se escurre entre los dedos del sujeto al pisar su "regalito verde y sabrosito").

10. Corra, por si acaso.

Y recuerde siempre que escupir Gargajos nos limpia los pulmones y nos hace reír. Es, por tanto, una sana diversión!

Para evitar que sea otro el que nos escupe el gargajo, asegúrese de seguir las siguientes recomendaciones:

1. Nunca moleste a alguien más fuerte que usted. Sólo alguien más fuerte que usted se atrevería a escupirle un gargajo en la cuenca del ojo, o en el cabello, o en la oreja, o en la comisura del labio, o dentro de la ropa interior o...

2. Nunca moleste a alguien que sea más fuerte que usted y que además tenga catarro o haya estado resfriado recientemente.

3. Nunca moleste a alguien que sea más débil que usted y que además tenga catarro o que haya estado resfriado recientemente. A algunas personas no les importa recibir una paliza, por lo que se atreverán a escupirle a usted en la cara aunque luego tengan que sufrir todo el peso de sus puños.

4. Nunca moleste a alguien que sea más débil que usted, que además tenga catarro o haya estado recientemente resfriado y que para colmo sea rápido corriendo. Estos sujetos escupirán un gargajo en su frente y luego escaparán, dejándolo asqueado, impotente y muerto de la arrechera (rabia).

Por último, recomiendo que todos se burlen de aquellos llamados "Edgar" de la siguiente manera: gritándoles "Edgargajo!" "Edgargajo!" "Edgargajo!" "Edgargajo!" (luego corran!)